24/4/08

Lo sorprendente del Manchester

Lo más sorprendente del Manchester United en el Nou Camp no fue que Cristiano Ronaldo enviara un penalti a la luna, que, al margen de la pena máxima, el equipo no dispusiera ni de una sola ocasión de verdadero peligro o que los jugadores ingleses vistieran de blanco inmaculado. Lo que dejó con la boca abierta a más de un seguidor de los diablos rojos fue el planteamiento táctico de Sir Alex Ferguson. En los pubs, sentados ante la pantalla, pocos entendían cómo su equipo, que se ha caracterizado a lo largo de toda la temporada por su potencial ofensivo (probablemente el mayor de Europa), renunciaba al juego de ataque descaradamente.

Ferguson es inteligente. Su trayectoria le avala. Sabe que su conjunto es superior y que, salvo una resurrección milagrosa de los azulgranas, el Manchester ganará con contundencia en Old Trafford. Así que su objetivo era arrancar un empate de Barcelona. Para ello, no tuvo ningún complejo. Situó a Park Ji-Sun en la banda izquierda en lugar del habitual Nani. Con ello se aseguraba atar a Leo Messi (que aún así consiguió imponer su genialidad por momentos), pues el argentino se encontraba casi siempre con dos hombres defendiéndole.

Además, Wayne Rooney, lejos de ser la referencia ofensiva, se dedicó a defender como un jabato durante los minutos que estuvo sobre el campo. Sólo Cristiano Ronaldo quedaba libre de esas tareas, pues Carlos Tévez también se sumó al incansable trabajo en el centro del campo. Así, con prácticamente nueve hombres encerrados en su campo, defendiendo casi sin cesar y esperando alguna contra para explotar su conservadurismo, la mejoría en el juego del Barça no sirvió de mucho. Apenas para gozar de un par de ocasiones claras.

El Manchester tiene guardadas sus cartas para el partido de vuelta, donde realmente se preocupará de tener el balón (la posesión del esférico fue de un 65 por ciento favorable al Barcelona) y desplegará todo su potencial; aquel que le ha llevado a liderar la Premier League y a convertirse en el principal candidato a alzarse con la Liga de Campeones. Las apuestas y las previsiones de los expertos lo confirman. El Barça tendrá que volver a acordarse de cómo jugaba hace un par de años, cuando logró el máximo título continental, si quiere tener alguna posibilidad. La empresa, dado lo visto a lo largo de la temporada, se presenta ardua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada