25/4/08

Los atletas, en contra del boicot

Las protestas en contra de China surgen por doquier, las amenazas de boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos se extienden entre los jefes de estado y las manifestaciones al paso de la antorcha olímpica copan portadas cada día. Sin embargo, las voces más apaciguadoras y políticamente correctas se suelen silenciar en los medios. Entre esas voces se encuentran las de la mayoría de los atletas que, hasta ahora, habían permanecido prácticamente en silencio. Esta vez se han manifestado de forma oficial.

La Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional ha hecho pública una declaración en la que se muestra contraria a cualquier tipo de boicot, tanto a los Juegos Olímpicos, como a la ceremonia de apertura o al recorrido de la antorcha. El órgano, en el que se encuentran, entre otros, los ex atletas Sergei Bubka e Hicham el Guerrouj y el otrora nadador Alexander Popov, sostiene que “los boicots son un sinsentido que sólo dañan a los deportistas”. Los atletas creen que la antorcha olímpica no está teniendo el “recorrido pacífico que se merece”. Algo que, dicen, les entristece. “Las protestas violentas en torno a la antorcha están totalmente en contra de los valores que ésta porta”, señala el comunicado.

El texto se refiere al papel de los Juegos Olímpicos como escenario de los conflictos internacionales. Afirman los representantes de los deportistas que “con tantos conflictos en el mundo, si dejamos que nuestro evento sea un lugar en el que crezcan, esto cambiaría la esencia de lo que allí vamos a hacer, que es competir en un espíritu de respeto, amistad y juego limpio”. Los atletas pretenden reivindicar su derecho a “no expresarse y a no sentirse obligados a hacerlo”, pues la mayoría sólo quiere concentrarse en la competición. “Han entrenado durante años por su momento y merecen experimentarlo si que éste sea cargado con problemas geopolíticos”, afirma el manifiesto.

Ante las declaraciones de diferentes jefes de estado que amenazan con no asistir a la ceremonia de inauguración en Pekín 2008, la Comisión responde con un mensaje claro. “Tener a los jefes de estado, a los gobiernos y a los ministros de deporte frente al público en el estadio es una señal de apoyo para sus atletas”, apuntan. Y recuerdan que para ellos “desfilar para nuestro país en la ceremonia inaugural fue un momento de especial orgullo”. Así, el organismo que representa a los deportistas dentro del COI quiso dejar clara su postura en contra de la politización de los Juegos, un evento que desde su fundación siempre ha buscado caracterizarse por ser un lugar de encuentro, más que un escenario para la protesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario