25/5/08

El resurgir de Alex Acker

Hace un año, todos los grandes de Europa se peleaban por hacerse con los servicios de Alex Acker, escolta estadounidense que había deslumbrado en el Olympiakos. Su capacidad de liderazgo, su brillante muñeca, sus especiales facultades para el desborde y su habilidad para penetrar las defensas más duras le convirtieron en uno de los escoltas más deseados del Continente. Promedió 16,5 puntos y 7,5 rebotes en la Euroliga, en la que guió a su equipo a los cuartos de final. El Barça fue el más rápido en mover ficha para hacerse con sus servicios. Sin embargo, una lesión de rodilla cortó su progresión y estuvo a punto de hacer estragos su traspaso. Al final, el club azulgrana lo contrató, aunque con la condición de que se recuperara antes del 15 de diciembre del pasado año. Los plazos se cumplieron, pero Acker no volvió a ser el mismo. Pocas veces llegaba a disputar más de diez minutos en un partido y su aportación al juego del equipo era prácticamente nula.

Pero la calidad de Acker, formado en la Universidad de Pepperdine (California), era una semilla aletargada esperando el momento propicio para florecer. Ese momento ha llegado en los playoffs de la liga ACB. Acker ha recuperado su mejor juego: contra el Bilbao dejó a su rival sin respuesta al anotar 31 puntos en el partido decisivo y, en la semifinal, fue una pesadilla para la defensa del Joventut, a la que endosó un total de 40 puntos. Gracias a él, el Barça ha encontrado la referencia en el juego exterior que le faltaba desde la marcha de Juan Carlos Navarro. Jaka Lakovic no ha podido soportar todo ese peso a lo largo de la temporada y ello se ha notado en el rendimiento del conjunto. Ahora, con Acker a su lado, el Barcelona se ha convertido en un serio aspirante al título de la ACB, lo que salvaría su irregular temporada. En la muñeca del estadounidense puede estar la clave.

Vídeo de Alex Acker previo a su elección en el Draft de 2005 por los Detroit Pistons:


No hay comentarios:

Publicar un comentario