23/6/08

Las ‘perlas’ del ‘draft’ 2008

Restan pocos días para el draft de la NBA y los pasillos de la mayor liga del mundo son un bullidero de rumores y especulaciones. La principal pregunta que se plantea es cuál será la elección de Chicago como número uno. Las opciones, según los expertos, se reducen a Derrick Rose y Michael Beasley. No obstante, los equipos con mejor orden de elección tienen un amplio elenco de jugones entre los que elegir. He aquí los más destacados.

Michael Beasley (Alero fuerte, Kansas State): Aunque a lo largo de la temporada todo apuntaba a que su gran potencial le situaría como el número uno, el hecho de que la primera elección le haya tocado a Chicago le ha perjudicado. Los Bulls, con Kirk Hinrich con un pie y medio fuera del equipo, se han rendido a las delicias de Derrick Rose, que además es de Chicago. Pese a ello, nadie pone en duda la calidad de Beasley, al que muchos comparan con Kevin Durant, en mejor novato de 2008. Puede jugar de tres o de cuatro y su físico excepcional le permite rendir a la perfección en ambas posiciones. Es extremadamente hábil y su mayor peligro radica en su versatilidad, pues es tan eficaz debajo de los tableros como en el perímetro. Su gran defecto es la defensa, amén de una mentalidad todavía bastante descontrolada. Es un buen reboteador y un especialista en mates. Miami es el mejor colocado para hacerse con sus servicios.

Derrick Rose (Base, Memphis): Es uno de los pocos bases capaz de convertirse en jugador-franquicia, al estilo de Chris Paul, aunque salvando las distancias. Tiene un físico poderoso, lo que le dota de una gran capacidad para penetrar y resolver las jugadas con tiros en suspensión o mates. Su velocidad y su visión de juego son dos de sus mayores virtudes: es un motor excepcional para cualquier ataque, pues tan pronto rompe la defensa con un cambio de ritmo espectacular como con un pase imposible. Su fortaleza mental le permite marcar las diferencias en los momentos decisivos, en los que no le importa jugarse los tiros importantes. Colabora en defensa como el que más y, ayudado por sus largos brazos, roba bastantes balones. Con todo, los expertos aseguran que todavía debe mejorar en el lanzamiento exterior. En Memphis, consiguió llevar a un equipo modesto a la final de la liga universitaria y su sueño es hacer lo propio con el equipo de su ciudad, Chicago, y en la NBA. De cumplirse las previsiones, pronto podría realizarlo.

O. J. Mayo (Base, Carolina del Sur): Es un base corpulento y con un gran potencial anotador. Su dribbling, sus entradas a canasta y su versatilidad son sus mayores virtudes. Puede tirar desde lejos, hacer mates o dar asistencias propias del mejor director de orquesta. Su primer paso es demoledor. En defensa, su físico le permite rendir a un gran nivel: roba balones, marca a jugadores decisivos y corre a las ayudas con inteligencia. Peca a veces de individualista y se ofusca con frecuencia en jugarse tiros aunque no tenga un buen día. Ello y el hecho de que tenga un año más que la mayoría de jugadores de este draft le han apartado del número 1.

Brook Lopez (Pívot, Stanford): Es un cinco corpulento y trabajador que basa su juego en su fuerza y su capacidad de sacrificio, con lo que compensa sus limitaciones técnicas. Difícil de parar bajo los aros, rebotea y tapona con facilidad, además de defender a un gran nivel. Tiene buen tiro de media distancia, aunque puede mejorar. También destaca en los tiros libres, donde muestra porcentajes poco usuales en un jugador de su altura. Sus principales carencias se centran en sus movimientos ofensivos bajo los aros, pues le falta velocidad y agilidad. Además, suele cargarse pronto de faltas, por lo que todavía debe trabajar el aspecto psicológico. Los expertos le comparan con P. J. Brown.

Kevin Love (Ala-pívot, UCLA): Ha jugado como pívot con más frecuencia, aunque sus características se adaptan más a las de un cuatro en la NBA. Destaca por su depurada técnica en el bote, en el pase y a la hora de driblar contrarios. Tiene buenos movimientos interiores y un gran tiro de media distancia, lo que le convierte en un jugador imprevisible y difícil de para bajo los aros. Su mayor valía se haya en su capacidad de generar juego de equipo: su jugada más característica es un pase largo y preciso para lanzar un contraataque tras coger un rebote. Juega sin balón con inteligencia y genera líneas de pase con facilidad. Las mayores incógnitas sobre su potencial se centran en su físico, del que se duda que pueda competir con los de la NBA, y en su capacidad para rebotear.

Eric Gordon (Escolta, Indiana): Es un excelente tirador, que destaca por su capacidad para anotar desde cualquier lugar. Es muy hábil, dribla con facilidad y carga con rapidez su tremendo tiro en suspensión. Posee un potente salto y se desenvuelve con soltura en las tareas defensivas, en las que su velocidad le permite seguir a los jugadores más rápidos. Tiene una cabeza muy amueblada y es un gran trabajador. El mayor lastre que arrastra es el de su físico, pues es algo menudo para competir con los corpulentos escoltas de la NBA. Podría jugar de base, pero el pase una de las peores ramas de su juego. Por su brillante muñeca le comparan con un tocayo suyo, Ben Gordon.

Vídeo de los jugadores más cotizados del 'draft' de 2008:

3 comentarios:

  1. Me extraña que no hayas hablado de la Eurocopa, amigo.

    ResponderEliminar
  2. He empezado a trabajar y tengo poco tiempo. Pero haré algo.

    ResponderEliminar
  3. Tranquilo, a esto se le llama la "primera crisis de posts", que viene tras los primeros tiempos de escritura frenética. Habrá momentos de subidones y bajones en cuanto artículos, y momentos en los que parece que vas a mandar el blog a zurrir mierdas con un látigo...

    ... pero si te lo curras, saldrá adelante.

    ResponderEliminar