28/7/08

Cuarentones en la élite del deporte

Por Alejandro G. Nieto

Rozan e incluso superan la cuarentena de años. Pero por sus venas corre la ilusión y el hambre de triunfos de un adolescente. Dara Torres, estadounidense de 41 años, y Jeannie Longo, francesa de 49, han puesto de moda a los veteranos con su reciente calificación para Pekín. No son una excepción. En España tampoco escasean los deportistas que presumen de haber encontrado el elixir de la juventud.

Ana Burgos, madrileña de 41 años, es una de las más veteranas en la delegación española para los Juegos Olímpicos. Empezó a nadar con seis años. Pasó por la natación, el waterpolo y el ciclismo. Pero a los 33 encontró su disciplina ideal en el triatlón. Después de 35 años practicando deporte, la edad no es algo que le obsesione: "No me siento mayor. Es mi profesión y yo soy feliz de seguir compitiendo. No me preocupa la edad, sino seguir bien".

Para Ana, licenciada en Educación Física, el secreto de la longevidad se encuentra en el descanso. "Esto se consigue cuidándose. Hay que tener en cuenta que el reposo es tan importante como el entrenamiento. Se deben planificar las temporadas con mucho descanso y, como mucho, dos picos de rendimiento al año", cuenta. Su teoría la refrenda el Dr. Tomás Fernández, especialista en medicina deportiva de la madrileña Clínica CEMTRO: "Al hacerse mayor el deportista, el tiempo de estado de forma dura menos y hay que darle más descanso para que los picos de forma lleguen justo en el momento requerido", asegura.

El factor sicológico, otra clave

María José Pueyo, de 38 años, puede añadir más condimentos a la fórmula para mantenerse, en la frontera de los 40, en la élite del deporte. Ella se hizo profesional a una edad avanzada, con 34 años. Hasta entonces compaginaba el deporte con su trabajo en un gimnasio. "Dejé de trabajar para llegar a Pekín, porque para Atenas me quedé cerca. La única diferencia entre las que fueron y yo es que ellas eran profesionales", comenta. María José cree más en el aspecto sicológico para combatir el paso de los años. "En mi opinión, el secreto es tener confianza en uno mismo y tener las personas adecuadas a tu lado para que te den el apoyo necesario", opina. Lleva tiempo compitiendo contra rivales de menor edad, pero ello no le intimida: "Mentalmente creo que estoy incluso mejor que muchas atletas de 20 años. Motivación no me falta".

María José y Yesenia Centeno, de 37 años, serán dos de las bazas españolas en la prueba de maratón, una especialidad que exige una resistencia aeróbica más propia de los atletas veteranos. En ella es más común ver competir a deportistas de más edad. Aunque existen casos de particular singularidad. En España, el más significativo es Martín Fiz, que, aunque apartado del deporte profesional, sigue corriendo maratones a un buen nivel con 46 años. De hecho, el año pasado se impuso con holgura en la de Bilbao.

En Pekín, la distancia que recorrió por primera vez el soldado Filípides, entre Maratón y Atenas, tendrá al atleta de más edad: el israelí de origen etíope Haile Satayin, de 53 años, que ya fue vigésimo en los pasados Juegos. Las canas y la calvicie no le han quitado un ápice de ambición. "Sería maravilloso ganar una medalla. Competiré y daré lo mejor de mí. Hasta que pueda, seguiré corriendo", confiesa. Competirá al lado de Antoni Bernadó que, a los 42 años, será el representante de Andorra.

Joan Llaneras, ciclista mallorquín, es otro ilustre veterano que confía en ganar una medalla en China. A un año de cumplir los 40, los de Pekín serán sus últimos Juegos. Por ello, se prepara a conciencia para colgarse una presea por tercera Olimpiada consecutiva. En el ocaso de su vida deportiva, Llaneras mantiene todavía un idilio con el podio. En el último lustro, no ha pasado un año en el que no haya quedado entre los tres mejores de un Mundial o unos Juegos Olímpicos, siempre en pruebas en pista.

Juanito, el más veterano

En la delegación española para los Juegos, al margen de pruebas como la hípica o el tiro, en las que la condición física influye en menor medida, el abuelo será un chino. He Zhi Wen, más conocido como Juanito, defenderá los colores de España en tenis de mesa. Nacionalizado español en 2002, este incombustible deportista atraviesa, con 46 años, uno de sus mejores momentos. Su caso se puede explicar por la calidad técnica que confiere la edad. "En general, al principio de su carrera un deportista es bueno en potencia, pero tiene mala técnica. Con los años va perdiendo potencia, pero gana técnica. Para que un deportista mayor compita al mismo nivel ha de tener una técnica excepcional", explica el Dr. Fernández.

En esa tesitura se encontraban varios históricos del deporte mundial que se retiraron a una avanzada edad: Michael Jordan (40 años), Martina Navratilova (49) y Romario (40) son algunos ejemplos. Cerca de alcanzarles están los españoles David Barrufet, capitán de la selección de balonmano, y Jesús Ángel García Bragado, marchador, ambos de 38 años. Ellos también estarán en Pekín, pues han sabido dar con una fórmula de ingredientes múltiples, como el descanso, la motivación o la perfección técnica. Su privilegiada situación les permite seguir mirando al futuro con ilusión en lugar de rememorar éxitos pasados. Para eso, todavía queda tiempo.

También en:
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-21-07-2008/abc/Deportes/cuarentones-en-la-elite-del-deporte_1642016520853.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario