24/2/09

La ministra de Londres 2012 y la cara más estúpida del feminismo en el deporte

Llámenme racista, homófobo y machista. Me trae sin cuidado. Es el precio que hoy en día hay que pagar por decir las cosas sin pelos en la lengua. No es la primera vez que escribo sobre las estupideces de los británicos. Algunos lo llamarán xenofobia, pero es que los pobres tienen cada idea… Al parecer, crearon el puesto de ministra de los Juegos Olímpicos con motivo de la organización de Londres 2012. Una buena forma de gastar dinero para mantener una cartera que debe de tener una agenda tan apretada como la de Joe Marmota, mítico holgazán de los tebeos.

Pero lo peor no es ya que, en plena crisis económica, se fundan los cuartos en cosas tan innecesarias. Lo peor son las tonterías que la susodicha mujer, de nombre Tessa Jowell (en la foto, luciendo sus dotes para el deporte), anda proponiendo. Aquí viene la parte en la que me tacharán de homófobo y machista. Esta señora se ha dado cuenta de que en los Juegos Olímpicos hay 164 eventos masculinos, por sólo 124 femeninos. Y, claro, ya ha tenido que lanzar el grito al cielo clamando contra la discriminación de sexo y proponiendo medidas para conseguir alcanzar la igualdad.

No estoy en contra de los movimientos feministas. Me parece perfecto defender la igualdad entre sexos (aunque tal vez dedicar los impuestos de los españoles a mantener un Ministerio de Igualdad sea algo excesivo). Pero sí que estoy en contra de la estupidez y de la gente que, en lugar de pensar con criterio, se deja cegar por sus convicciones. Esta mujer pretende (hagan un receso, si quieren, para partirse la caja) que los hombres sean olímpicos en natación sincronizada y gimnasia rítmica y que las mujeres tomen parte, asimismo, en las pruebas que son únicamente masculinas.

Que haya hombres a los les guste (e incluso se les dé bien) hacer sincronizada o gimnasia rítmica y que haya mujeres que se manejen en el boxeo es totalmente respetable. Lo que ya no lo es tanto, es vendernos la moto de que esas modalidades pueden ser olímpicas. Más aún cuando la voluntad declarada del COI es reducir el número de disciplinas olímpicas.

Seamos consecuentes. Ni la sincronizada masculina ni la lucha femenina (también quieren implantar la categoría de pesos pesados en esta prueba) son deportes que atraigan al público y que tengan el peso internacional y la historia suficientes para incluirlos en los Juegos Olímpicos. Sobre todo teniendo en cuenta que en el programa olímpico no aparecen otros deportes tan extendidos como el rugby, el golf o el kárate. Es lo que pasa cuando se crean cargos que no sirven para nada. Tienen que proponer cualquier cosa, aunque se trate de soberanas tonterías, para aparentar que el dinero que perciben está siendo bien utilizado.

7 comentarios:

  1. Y eso que allí no tienen Ministerio de Igualdad... imagínate a Bibiana Aído potenciada por el genoma británico...

    LAMITY OVERFLOW!!

    ResponderEliminar
  2. La política es lo que tiene; que a veces da más verguenza ajena que otra cosa; que todo sea por arañar simpatizantes jejeje
    http://chovenaplaza.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    me gustaría ponerme en contacto con el administrador del blog.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Carlos. Te he enviado un email a la dirección que aparece en tu perfil para que puedas ponerte en contacto conmigo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Sobre el boxeo femenino y Londres 2012.

    El karate nunca será olímpico (el nunca entendido como que lo tiene sumamente complicado; una actividad en la que hay que retenerse es complicada de arbitrar, justo lo que no necesitan en los JJOO).

    Al rugby sencillamente no le interesa el programa olímpico.

    Y tengo para mí que hay más modalidades que sí están presentes en los JJOO y que pagarían por desaparecer de ahí, verbigracia el fútbol masculino.

    Del golf pienso lo mismo que del rugby. Si son inteligentes se mantendrán al margen. Parece que vamos a asistir a un vuelco de la preponderancia del COI (¡por fin!). Las federaciones internacionales están comenzando a caminar en otras direcciones que las establecidas desde hace 100 años, ya obsoletas.

    ResponderEliminar
  6. Que problema hay que la Natación Sincronizada masculina sea modalidad olímpica. Para tu información los primeros en hacer natación sincronizada masculina fueron hombres aunque esta modalidad deportiva fue popularizada por Hollywood y su Escuela de Sirenas en EEUU gracias a la magnífica Esther Williams, más como un espectaculo que como un deporte, y aceptada como modalidad olímpica en 1984. No me parezca descabellado que los hombres puedan participar en este tipo de competiciones , pues nivel mundial hay muchos paises donde hay nadadores masculinos de sincronizada, y además me parece muy positivo pues se ha de romper las barreras sexistas que hay en el deporte.Una mujer y un hombre pueden hacer cualquier modalidad deportiva si se lo proponen.El deporte es una cuestión de habilidades, de entrenamiento , de disciplina , no tiene que ver nada con el género. Me parece que mantener una actitud como la que defiende el tal Ales , no es racista , ni homófobo , ni machista, s`´olo ancestral y retrógado , y por favor , que se informe un poquito más , antes de escribir nada. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Jajaja como le has tocado la fibra al tal Toni. Chaval lo que haces tu no es natacion sincronizada, es chapotear en el agua como un pato depilado hasta las cejas. Pero como va a ser la sincronizada masculina deporte olimpico! Para que? Para que vayais a verlo tu y tus cuatro amigos? Antes habria que hacer olimpico el parchis, que seguro que por lo menos interesa mas a la gente.

    ResponderEliminar