8/3/09

Paz y éxito se dan la mano

Acostumbrados en los últimos tiempos a que los éxitos deportivos del tenis coincidieran con una gran inestabilidad a nivel de despachos, parece que al fin todo son vino y rosas en lo referente al deporte de la raqueta en España. La marcha del polémico Pedro Muñoz, defenestrado por los jugadores del equipo de Copa Davis, y la elección de José Luis Escañuela como su sustituto al frente de la Federación Española establecen un antes y un después en las relaciones de la mejor generación tenística de España con sus dirigentes.

Escañuela llega, en sus propias palabras, para “traer la paz al tenis español”. Y de momento ya está cumpliendo a la perfección su papel. El hasta ahora presidente de la Federación Andaluza ha demostrado, en su toma de poder, tener un perfil totalmente contrario al de su antecesor. El sevillano ha llegado al cargo sin hacer ruido, traspasando todo el protagonismo al equipo, que afrontaba en Benidorm la primera eliminatoria de la Copa Davis. Sus palabras de conciliación con los jugadores y con todos los estamentos y la humildad de que ha hecho gala ante la prensa le han valido para ganarse la confianza de quienes no le conocían. Porque lo cierto es que quienes manejan los hilos en el tenis español tenían claro que Escañuela era el adecuado: obtuvo 133 votos de los 171 contabilizados en las elecciones.

La concordia se instala así en el mundo de la raqueta, al tiempo que en las pistas el deporte goza de uno de los momentos más saludables de su historia. Al margen del dominio que Rafael Nadal ejerce al frente de la clasificación mundial, la hegemonía española se empieza a extender más allá de las hazañas del manacorí. Fernando Verdasco está enorme desde que diera a España el punto decisivo en la final de la pasada Copa Davis. David Ferrer está cerca del nivel que le llevó, no hace mucho, a convertirse en el cuarto mejor del mundo. Y Tommy Robredo, en el limbo desde tiempo, lleva dos títulos seguidos (el Abierto de Brasil y el de Buenos Aires) y empieza a parecerse al jugador que deslumbró durante 2006 y 2007.

Si a ello se le une la trayectoria ascendente que mantiene Nicolás Almagro en el último año (su reciente título en Acapulco lo refrenda), la conclusión es que el tenis español a nivel masculino es la envidia del resto de potencias mundiales. Ahora, lograda la comunión que tanto se echaba de menos entre jugadores y directivos, la continuidad en los triunfos se hace todavía más factible. La Copa Davis 2009 es el primer objetivo. El siguiente debe ser dar continuidad y reforzar el trabajo con el tenis de base para que sigan surgiendo talentos, en especial en una categoría femenina muy necesitada desde la retirada de Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez. (Foto: Marca.com)

Artículo publicado en LaSemana.es

5 comentarios:

  1. Sí, sí, que dé el protagonismo a estos niñatos de la raqueta, que ya nacieron sobre un fajo de billetes, y ya veremos qué queda de la federación dentro de cuatro años.
    Y es que el refranero popular es muy sabio: "donde hay capitán no debe mandar marinero", o lo que es lo mismo, el presidente a tomar decisiones y los jugadores a dar raquetazos.
    De lo contrario éste será un hombre de paja hasta que llegue el día en el que el gran caimán asuma la gerencia de la federación de tenis, que renta muchos y muy buenos dividendos al año a quien sepa gestionarlos. Ya sabes, "dinero llama a dinero".
    Por cierto: "otros vendrán que bueno me harán".

    ResponderEliminar
  2. No niego que los tenistas se hayan comportado como unos caprichosos, ni que haya algún tonto entre ellos (Ay, Feliciano...) ni que a Nadal se le haya calentado demasiado la boca en este tema. Lo que digo es que un dirigente debe trabajar en la sombra, sin afán de protagonismo. Hasta gente de dentro de la federación admite que Muñoz ha sido el presidente más escandaloso en los últimos 20 años y eso es lo que no se puede consentir.

    Sobre lo de quien toma las decisiones, es de lógica que debe primar lo que digan los dirigentes. Pero ellos no son tenistas y hay cosas que se les escapan. Los jugadores también deben tener voz. Otra cosa es que resulte que los que hay ahora son unos niñatos. Espero que no lo sean, que realmente la tomarán con Muñoz porque éste se portó mal y que, con el cambio de presidente, demuestren buenas formas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. saludos...

    http://d-coleccion.blogspot.com/

    visita y comenta

    ResponderEliminar
  4. hola, muy bueno el blog, pasa por el mio sobre Roger Federer http://tenisfederer.blogspot.com

    ResponderEliminar