21/4/09

Historias de árbitros y política

Siguen desfilando representantes del deporte por el Congreso de los Diputados, por esto de la Subcomisión de Deporte Profesional que se ha creado, y hoy le ha tocado el turno a Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Ha dicho, entre otras cosas, que el arbitraje "está secuestrado por la Federación" Española de Fútbol y que es "absolutamente necesario" que los colegiados pasen a depender de la LFP. No sería mala idea pues, con manipuladores como José María Villar al frente de este organismo, uno siempre duda de la limpieza del sistema.

Aún así, el arbitraje en España puede presumir de imparcialidad. Al menos, si lo comparamos con países como Croacia. Allí, el Dínamo de Zagreb acaba de solicitar que los partidos que dispute contra el Hajduk Split, su máximo rival, los dirijan colegiados extranjeros.

Desde el club señalan que quieren "árbitros con experiencia en las mejores Ligas europeas" porque "la tensión y rivalidad es muy alta" (al parecer, el último partido entre ambos equipos dejó muy descontentos a los del Dínamo). Pero de trasfondo están los intereses ocultos, lo maletines y los chanchullos que tanto abundan en los países del Este.

Artículos relacionados:

1 comentario:

  1. Este Tebas es muy listo: pretende que el arbitraje deje de ser controlado por la federación para depender del organismo que controla él. Quítate tú para ponerme yo. Curioso que no diga que el arbitraje debe de gozar de independencia, tanto de la RFEF como de la LFP.

    ResponderEliminar