4/4/09

La Federación de Automovilismo, con buen rumbo

Ricardo Fernández.- De manera opuesta a lo que sucede en el Mundial de Rallies, el Nacional de Asfalto, con la reglamentación para la presente temporada, intenta en la medida de lo posible mantener su esencia, es decir, la espectacularidad, la rivalidad en pista y el entretenimiento de los aficionados sin que ello suponga una elevación de los costes. Para ello, la R.F.E. de A. (la Real Federación Española de Automovilismo) se ha salido de las directrices FIA (afortunadamente) y ha modificado el reglamento para mantener las premisas antes citadas y no para hacer caja, como sucede en el Mundial. Describimos a continuación las tres categorías que pueden luchar con asiduidad a la victoria en el Nacional de Asfalto:

CATEGORÍA GT

Hace un par de años se dio un paso importante al introducir la categoría GT en el Nacional de Asfalto, deportivos de ensueño (Porsche, Ferrari, Nissan 350Z,…) concebidos para circuitos y que, con unas ligeras modificaciones (sobre todo en lo referente a suspensiones, para mejorar tanto el comportamiento como la tracción y en los desarrollos del cambio, acortándolos), lograron estar en los puestos de cabeza. Estos coches, tracción trasera, con potencias que se mueven entorno a los 400 cv., hacen levantarse al aficionado ya que, además de ser rápidos y ruidosos, el ser de propulsión les obliga a barrer las curvas. Sin duda han aportado una gran dosis de espectáculo y, aún pareciendo contradictorio, aunque su coste de adquisición sea elevado, su casi nulo mantenimiento hace que sea más económico realizar una temporada con un 911 GT3 que con un Peugeot 207 S2000. La aparición de esta categoría permite rememorar épocas pasadas en las que pilotos como Zanini luchaban por el campeonato con este tipo de monturas, algo parecido a lo sucedido el año pasado con Sergio Vallejo (Porsche 911 GT3), que luchó por el campeonato con Enrique García Ojeda (Peugeot 207 S2000) hasta el último tramo del último rally de la temporada. Sin duda, uno de los grandes aciertos de la R.F.E. de A., de la que están tomando ejemplo otros países.

S2000

En España esta categoría no obedece al aumento en 50 kg. de su peso mínimo establecido por la FIA y se mantiene en los 1150 kg. para que no pierdan prestaciones, debido a las mejoras de los GT y la nueva reglamentación del Gr.N. La S2000 la forman vehículos atmosféricos de 2000 cc. y sin turbo, con potencias cercanas a los 280 cv., con cambio secuencial y tracción total. Sin duda es la categoría reina de la especialidad, pero sus altos costes de mantenimiento hacen que sea difícil llevar adelante un programa como privado. Debido a la crisis económica, este año, tras la retirada de Peugeot y Fiat como equipos oficiales, todavía no hay ninguno confirmado, a la espera de Alberto Hevia que al parecer está negociando realizar la temporada con un Skoda Fabia S2000. Otros monturas acogidas a esta reglamentación son el Peugeot 207 S2000, Fiat Grande Punto S2000, VW Polo S2000,..

GRUPO N

Concebida inicialmente como la categoría más cercana a los vehículos de serie, han ido evolucionándola y creando subdivisiones dentro de ella, hasta la creación este año y fuera de la reglamentación FIA del Gr.N Plus. Los coches equipan un motor turboalimentado de 2000 cc., a los que este año se les aumenta la brida de admisión de 32 a 36 mm., con lo que ganan 50 cv. y 1000 rpm, situándose su potencia en torno a los 350cv. Este cambio, unido a la reducción de 50 kg. de su peso mínimo (1300Kg), la tracción total que ya poseían y sus contenidos costes tanto de compra como de mantenimiento propician a ser la categoría mas concurrida y mas en estos tiempos, en la que se encuadra incluso el único equipo oficial (Subaru Rally Team Spain) que junto con los Mitsubishi en sus diferentes evoluciones, contribuyen a que la inscripción en los rallyes se mantenga en niveles aceptables.

Con estos cambios, la federación intenta abrir lo máximo posible la opción a victoria con modificaciones que no incrementan significativamente los costes pero sí el espectáculo y la emoción, tanto en los que luchan por la victoria como los que asisten en las cunetas. Deberían aprender de ello organismos más importantes.


Comienza el Nacional de Asfalto


A la par que se disputaba el apasionante y accidentado Gran Premio de Australia, se iniciaba en tierras alicantinas el Campeonato de España de Rallies de Asfalto. Y si en el circuito de Albert Park el dueño de la victoria estaba prácticamente decidido al comienzo del fin de semana (ahora la superioridad del Brawn GP es palpable, pues incluso ante la posibilidad de que sus difusores traseros sean ilegales y deban sustituirlos, probablemente su rendimiento no disminuya en exceso) en Vila Joiosa se produjo una sorpresa tras otra, ya que los tres primeros clasificados bailaron como líderes durante toda la prueba. Cabe destacar que el segundo clasificado, el ex-mundialista Xevi Pons, terminó a 3,4 segundos del vencedor de la prueba, ¡un suspiro!

La cita arrancaba con un claro favorito, Sergio Vallejo, el gallego mantenía y mejoraba su flamante montura, el Porsche 911 GT3 Cup, que tan buenos resultados le proporcionó el año pasado (logró el subcampeonato tras una lucha cerrada con Enrique García Ojeda y su Peugeot 207 S2000 que se mantuvo hasta la último Rally) pero lo que curiosamente el año pasado era una de sus mejores armas, la fiabilidad que no tenia su rival, en la primera cita del año le abandonó, produciéndose su retirada de a las primeras de cambio.

Mejor le fueron las cosas al bicampeón de España, tras su aciaga temporada pasada, el alicantino Miguel Fuster cambiaba su montura (en 2008 participó bajo la estructura semioficial de Fiat con el Grande Punto S2000) por la retirada del campeonato de Fiat y en el Rally de casa estrenaba un Porsche 911 GT3 Cup similar al de Vallejo. Por lo visto este fin de semana su adaptación ha sido casi completa, permitiéndole alzarse con la victoria de su Rally por tercera vez consecutiva.

El segundo escalón del Rally lo ocupó Xevi Pons, con un Mitsubishi Lancer Evo X, con reglamentación Grupo N Plus (ya comentaremos posteriormente), un vehículo que trasmitió buenas vibraciones y que precisamente logró parte de los objetivos que buscaba la federación, poder luchar por la victoria absoluta a precio relativamente competitivo. Cerrando el podio, un combativo Manuel Aviñó, con un Porsche 911 GT3 Cup algo inferior al de Fuster y Vallejo, tras una discreta temporada anterior, se mostró rápido todo el Rally y salvo un inoportuno pinchazo casi al final de la prueba hubiera podido estar todavía mas arriba.

El campeón del Nacional del pasado año también cambiaba su Peugeot 207 S2000 (tras la retirada del equipo capitaneado por Borja Moratal), por un Subaru Impreza WRX del Grupo N Plus, encuadrado en el único equipo oficial del presente año, el Subaru Rally Team Spain, pero los problemas de juventud junto con un pinchazo no permitieron al cántabro luchar por los puestos de honor.

En las copas de promoción, la victoria en la Challenge Clio Cup R3 se la llevó el joven Fran Cima (séptimo de la general), al retirase el principal favorito, Joan Vinyes, tras perder una rueda. La atómica y concurrida copa Suzuki Swift se la llevó el asturiano Esteban Vallín y la Mitsubishi Evo Cup fue para Xavier Lujua (quinto absoluto). La siguiente cita, en Canarias, supondrá territorio propicio para los Porsche y en la que veremos seguramente una ampliación en la lista de inscritos, ya que todavía ni Alberto Hevia ni Dani Solá han debutado en la presente temporada.


Más sobre rallies

2 comentarios:

  1. Soy el creador del blog de www.thebestcyclingthemountain.blogspot.com
    y me gustaría decir que este blog también está muy bien. Yo solo leo l parte de ciclismo, puesto que es la que me interesa.

    UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que estos cambios favorezcan tanto a los organizadores como a los equipos a encontrar la financiación necesaria para no tener que lamentar los abandanos ni anulaciones que tuvimos la temporada pasada. Buen blog, un saludo desde Rallye Racing compañeros !

    ResponderEliminar