29/7/09

El regreso de 'Schumi': luces y sombras

La profecía se ha cumplido. Michael Schumacher volverá a pilotar un Ferrari en el Mundial de Fórmula 1. El Kaiser ha sido finalmente el elegido para sustituir a Felipe Massa tras el accidente que éste sufrió en Hungría. Y la Scuderia agradecerá a buen seguro que su regreso en una situación tan urgente.

Con la temporada totalmente tirada por la borda, el tirón publicitario del regreso de Schumi puede ser la mejor noticia para el equipo italiano. Sobre todo porque su vuelta reportará unos ingresos extra que nunca vienen mal, y más aún en estos duros tiempos que corren. En lo deportivo, mucho tendrá que trabajar para lograr resultados satisfactorios. Pero un hombre de su ambición siempre aspira a ganar. Y, pese a las limitaciones de su monoplaza, su calidad puede imponerse en cualquier momento para emular, por ejemplo, la hazaña de Fernando Alonso en Hungría, donde consiguió la pole.

Sin embargo, la noticia del regreso de Schumacher ofrece también un análisis negativo. Tiene que ser muy duro trabajar como un negro para desarrollar un coche durante todo el año, figurar como piloto suplente y que, cuando llegue tu oportunidad, se traigan a otro para ocupar un puesto que debiera ser tuyo. Me pongo en el lugar de Luca Badoer y Marc Gené y me cago en la madre de los directivos de Ferrari (vale que Schumi era un "probador especial" del equipo, pero pocas horas se ha echado al volante).

Es tradición que los equipos premien a sus pilotos probadores dándoles un volante cuando surge algún imprevisto o, simplemente, cuando las cosas van mal. Ahí está el reciente ejemplo de Jaime Alguersuari, el más lejano de Pedro Martínez de la Rosa y el más que probable de Romain Grosjean en Renault. Lo que les han hecho a Badoer y a Gené es como si en el Barça ahora se lesionase Víctor Valdés y decidieran repescar a Víctor Baía, ya retirado, antes de confiar en José Manuel Pinto. Tiene que ser duro. Ahora bien, conociendo a Schumacher, los resultados, muy probablemente, darán la razón a Stefano Domenicali y compañía.


Más artículos sobre Fórmula 1:

4 comentarios:

  1. Tienes razón, creo que esto lo han hecho más que nada por el marqueting, ya que Badoer y Gené se lo merecen más.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues lo que se dice marketing Ferrari no necesita mucho. Siu hubiese sido otro año en el que se podía entrenar en temporada otro gallo cantaría pero teniendo en cuenta lo poco que han entrenado tanto Gené como Badoer poner a Scumacher tiene bastante lógica. Es posible que en las dos primeras carreras no esté a la altura pero si se queda hasta final de año dará mucho que hablar.

    ResponderEliminar
  3. En lo que no había caído es en que Schumacher tiene cuatro semanas para preparar la carrera. Teniendo eso en cuenta, sí es verdad que lo podrá hacer mucho mejor que Badoer o Gené, aunque ahora mismo esté menos familiarizado con el coche.

    Al final al que más van a fastidiar es a Massa, que seguramente para dentro de un mes ya esté en condiciones para correr y Ferrari no le deje. Si no les hace falta el marketing que trae consigo Schumacher, dejarían correr a Massa si se recupera y no pagarían a Schumi la burrada de dinero que le van a pagar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Cuando la crisis arrecia y es necesario tirar de marketing para asegurar ingresos las empresas tiran abajo principios éticos para obtener "la pasta".
    Y resulta que tienes a un piloto preparado esperando que le den una oportunidad pero que tiene que dejar su sitio a una estrella retirada con muchos contactos en la escudería.

    Una vergüenza!...
    Vaya manera de dejar paso a nuevas generaciones.

    un saludo

    ResponderEliminar