25/9/09

La rabia de Alberto Hevia

Alberto Hevia es un piloto como la copa de un pino. Lleva nada menos que 18 años pateándose los rallys de toda España, desde los más desconocidos a los del Campeonato de España. Casi dos décadas de dejarse la piel por un deporte que ama y en el que la afición le ha tenido, por ello, un especial cariño. Por eso a uno se le parte el alma al ver lo que le sucedió en el Rally Príncipe de Asturias.

Hevia disputaba por primera vez en su carrera una prueba del Intercontinental Rally Championship (IRC), la segunda competición más importante de este deporte a nivel internacional. La ilusión de correr en casa le motivó de tal manera que en el último tramo de la prueba se había asegurado la segunda posición.

Sólo tenía que levantar un poco el pie del acelerador y asegurar su posición. Pero, aún manteniendo su coche por el centro de la pista y sin pisar las cunetas, sufrió un pinchazo en una de sus ruedas y se derrumbó por completo. La grabación de sus lamentos es conmovedora. La rabia que debía sentir en ese momento es entendible, pues había plantado cara a algunos de los mejores pilotos del mundo para acabar segundo en la general y estaba a punto de ganar la prueba del Nacional de Asfalto.

Pero Hevia es un grande, y seguro que tendrá más oportunidades como esta en las que la suerte sí le sonreirá. Desde aquí vayan nuestros mejores deseos para él.

Y siguiendo con los vídeos que más nos han llamado la atención esta semana, aquí tenemos unas cuantas curiosidades:

  • Terrell Owens, uno de los mejores receptores de la NFL, regresó a la que había sido su casa cargado de rencor. Los Dallas Cowboys le habían cortado por su carácter controvertido. Y como venganza, cuando logró un touchdown, se fue corriendo a celebrarlo sobre el escudo de su ex equipo. La primera vez nadie reaccionó. Pero a la segunda se llevó un merecido correctivo por su feo detalle.
  • A este aficionado nadie le tocó un pelo. Pero tampoco le habría venido mal que le midieran un poco el lomo para enseñarle algo de educación. Ya resulta cansino ver a tanto payaso con excesivo afán de protagonismo interrumpiendo partidos de fútbol.
  • Aquí el polémico vídeo de Massimo Bussaca. ¿Realmente meó en el campo? O, aunque no lo hiciera, ¿se sacó el pene en medio de un partido?
  • Una gran idea para hacer algo de deporte cuando se te inunda el pueblo en la época de lluvias: el diluvio-boarding.



Anteriores vídeos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario