11/10/09

La ACB y el trabajo bien hecho

La temporada ACB echa a andar con más ilusión que nunca por abrirse espacio en el panorama deportivo nacional. El reciente triunfo de España en el Eurobasket, la revolución de Florentino Pérez en el Real Madrid y el fichaje de Ricky Rubio por el Barcelona han dado un empujón mediático a un deporte cuya presencia en televisión, radio y prensa no acaba de alcanzar los niveles deseados. Los mandamases de la ACB sueñan con que, gracias a ello, éste sea el año en que la segunda mejor liga del baloncesto del mundo alce por fin el vuelo.

Los ingredientes que se mezclan en la nueva campaña auguran unos platos de primer nivel para el deguste del espectador. Los dos clubes de fútbol, Real Madrid y Barcelona, han conformado dos plantillas de ensueño, que invitan a confiar en que un equipo español pueda volver a alcanzar el trono europeo. La enorme calidad de sus doce jugadores –notablemente superior a la del resto de equipos– y la tradicional rivalidad que les separa auguran una liga de fuertes emociones, capaz de enganchar también a quienes no siguen este deporte con asiduidad.

Blancos y azulgranas son, con diferencia, las dos grandes atracciones. Pero además hay que tener en cuenta varios factores que contribuyen cada año más a la expansión de esta competición. Desde la liga están desarrollando un trabajo de promoción excepcional, con contratos televisivos con canales extranjeros, mayores posibilidades de interacción a través de su envidiable página web y grandes esfuerzos en el fomento de este deporte a nivel nacional (como ha sido el reciente lanzamiento de la televisión online ACB360).

A todo esto hay que unir el excepcional trabajo de los clubes para crear plantillas cada año más competitivas. Pese a las limitaciones de sus presupuestos (Madrid y Barça son los únicos que no cargan con ese lastre), conjuntos como Baskonia, Unicaja, Valencia y Joventut explotan al máximo sus posibilidades para formar equipos capaces de pelear con los mejores tanto a nivel nacional como europeo. Los más modestos también dan lecciones de economizar recursos (ahí están los ejemplares casos de Bilbao, Gran Canaria y Fuenlabrada) y gracias a ello la liga va ganando en igualdad y emoción con el paso de los años. La lucha por entrar en playoffs o por lograr la permanencia se dirime cada temporada por diferencias menores.

Mención especial merece el Obradoiro, ejemplo sinigual de cómo conseguir sacar adelante un proyecto ilusionante con poco dinero y mucho trabajo. Pocos esperaban grandes cosas de un equipo que se ganó su plaza en los tribunales y ascendió cuatro categorías de un plumazo. Aún así, con apenas cuatro millones de euros y empezando desde cero, los gallegos han armado un conjunto que aspira seriamente a consolidarse en la ACB. Incluso desde la propia liga, donde más reticencias tenían a su incorporación, han llegado numerosas felicitaciones y alabanzas a Santiago de Compostela.

Con ejemplos como éste queda claro que el trabajo difícilmente se puede hacer mejor. La ACB está en el buen camino. Ahora sólo resta esperar a que los datos de audiencia y los ingresos cumplan las expectativas. Con suerte, si la cosa va bien, puede que las televisiones (sin contar a TVE) se dignen a dedicar un pequeño espacio en sus informativos al que es, y siempre ha sido, el segundo deporte nacional español.

Artículo publicado en LaSemana.es


Más sobre baloncesto:

4 comentarios:

  1. La verdad es que la ACB y sus directivos son un ejemplo a seguir por sus compatriotas de la RFEF, que dan bastante verguenza y aún así les siguen quitando el protagonismo al basquet.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. sin duda se espera una buena temporada. Pero el fútbol les seguirá comiendo la tostada.

    Un saludo desde Punto de Penalti.

    ResponderEliminar
  3. De todos modos, algo no funciona si, teniendo a la Selección Española con un rendimiento caso insuperable, el baloncesto no emerge con mucha más fuerza.
    A día de hoy, sigue siendo un enano mediático al lado del todopoderoso fútbol.
    Y el caso es que en alguna época (hace más de 15 o 20 años) la liga de baloncesto sí tenía alguna repercusión...hoy no.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de la gran labor de promoción que se ha llevado ha cabo (sobre todo lo de ACB360, que es impresionante), creo que las televisiones deberían hacer mucho más. La promoción del partido de la semana en La2 es prácticamente nula. Pero si ni siquiera lo dicen en los telediarios!!! Además de que el partido se debería televisar por La1 y no La2, porqu ya me diréis qué hay un sábado a las 18 o a las 20 en La1. Y lo de la euroleague ya es de risa. Ésta semana me enteré de que echaban el Barça - Fenerbahçe en tdp porque me metí en acb.com, aunque ya era tarde, porqu sólo quedaba el último cuarto.

    ResponderEliminar