26/4/10

A la guerra, mejor con toda la munición

Con una selección que practica un fútbol de ensueño, que por fin a alcanzado la madurez y que ya sabe lo que es ganar, el próximo Mundial de Suráfrica aparecía como una oportunidad histórica para lograr el título más importante que exite en el balompié internacional. Aunque sea de mal augurio decirlo, y más cuando se trata de la Roja, la realidad es que España es la máxima favorita al triunfo en buena parte de las casas de apuestas. Por parafrasear a Harold McMillan y recurrir a una de las expresiones más típicas del Reino Unido, se podría decir que “nunca lo hemos tenido tan bien”.

Sin embargo, la plaga de lesiones que está afectando a los jugadores nacionales en esta recta final de la temporada ha desatado ciertos temores. España ha labrado un estilo de juego elegante y eficaz, posee jugadores de enorme calidad en todas las posiciones y ha adquirido una mentalidad ganadora que siempre echó de menos en las grandes citas. Sin embargo, la dureza de la campaña que termina puede lastrar decisivamente su desempeño en tierras africanas.

De momento es seria duda para el Mundial Fernando Torres, autor del gol que valió una Eurocopa y uno de los nueves más codiciados del mercado en la actualidad. Su ausencia dejaría especialmente cojo al equipo de Vicente del Bosque, por mucho que el seleccionador cuente con otros delanteros de lujo. Por si fuera poco, Cesc Fabregas y Andrés Iniesta, creadores de excepción para dibujar las líneas del juego espanol, también están en el dique seco, y es muy probable que lleguen a la cita mundial poco rodados y carentes de ritmo.

Sin ellos tambien se puede ganar, de ello no hay duda, pero lo peor es vacío anímico que pueden dejar ausencias de tanto renombre. Al menos, toquemos madera, Xavi Hernández, verdadera alma del equipo, no se encuentra entre los afectados. Pero la dura batalla que libran Barcelona y Real Madrid por el campeonato liguero amenaza con llevarse por delante la salud de más jugadores antes del comienzo del Mundial. Más vale que cese el goteo porque, aunque se puede ganar de cualquier manera, la historia muestra que a España le cuesta más de lo normal, sobre todo cuando se espera mucho de ella. Así que mejor ir a la guerra con toda la munición en buen estado.

LaSemana.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada