27/2/13

El sueño del Swansea, al fin cumplido

No hace mucho tiempo -poco más de cinco años- que el Swansea City vagaba por la tercera categoría del fútbol británico como un equipo del montón, de los que solo se escucha hablar cuando, por casualidad, el sorteo les empareja con un equipo grande en la copa. Fue entonces cuando Roberto Martínez cogió las riendas del equipo y comenzó una revolución futbolística que ha culminado con la consecución de su primer gran título.

El Swansea acaba de proclamarse campeón de la Copa de la Liga, un hito sin precedentes tanto en su historia como en la del fútbol galés, pues será el primer representante de esta región británica en la Europa League. Es uno de los equipos de moda en las islas y en el resto del continente, y todo ello gracias a la revolución que comenzó un español hace unos pocos años.

Roberto Martínez se puso a los mandos del Swansea en 2007 y lo ascendió a The Championship, la segunda categoría del fútbol inglés. Ahí, su equipo llamó la atención de toda Europa por el estilo de juego atractivo y de combinación que proponía, frente a las típicas tácticas rudas de los equipos modestos británicos.

El equipo de Bob Martínez, que se llevó a Gales a unos cuantos españoles, entre ellos Ángel Rangel, enamoró a todos, hasta el punto de comparar su juego con el del Barcelona de Pep Guardiola. Con un estilo muy característico, una gestión inteligente y un perfil de jugadores amantes del juego colectivo, se sentaron las bases para convertir al Swansea en uno de los grandes.

Martínez se fue tras dos temporadas seguidas a las puertas de los playoffs de ascenso, acudiendo a la llamada de su querido Wigan. Pero en su despedida auguró que el proyecto ya estaba hecho y que el Swansea ascendería a la Premier League, convirtiéndose en el primer equipo galés en lograr tal hito.

Así fue al año siguiente, y de la mano de Brendan Rodgers los del Liberty Stadium sorprendieron en la máxima categoría del fútbol británico con una temporada excepcional, fieles a un estilo de juego vistoso y capaces de doblegar hasta a los más grandes del país.

Pero la guinda al pastel llegó este verano, con la apuesta por Michael Laudrup -con un claro ánimo de continuación del proyecto futbolístico- y la llegada de varios jugadores de gran calidad, entre ellos los españoles Michu, Chico y Pablo Hernández.

Con el asturiano como líder goleador, el Swansea ha despegado. En la liga coquetean con la zona alta y en la Copa de la Liga no han tenido rival, barriendo al modesto Bradford en la final por 5-0. Es el primer gran título de un equipo galés desde 1927 y el primero en la historia del Swansea. Con ello, se ha cumplido el sueño de una pequeña ciudad en la que hasta hace cinco años solo se hablaba de rugby, y se ha coronado una etapa gloriosa, de la que varios españoles, y Roberto Martínez el primero, han sido partícipes esenciales.


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. http://www.desdetubutaca.com/

    ResponderEliminar
  3. Saludos, les dejo el enlace a un interesante juego de fútbol, pueden crear y dirigir su propio equipo, comprar y vender jugadores, mejorar el Estadio y demás instalaciones deportivas del Club. Suerte a todos. http://www.powerplaymanager.com/r1216054

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar