28/4/13

Marc Gasol y el premio al sacrificio

Muchos se mofaban de él antes de aquel mágico Mundial de Japón 2006, en el que entró en la convocatoria de rebote, gracias a la lesión de Fran Vázquez. Hubo incluso quien criticó que Marc Gasol fuese el seleccionado para suplir esa baja. Un chico joven, nervioso y algo torpón, que parecía un coladero en defensa y cuyo mayor mérito hasta la fecha era ser hermano de Pau Gasol.

Sin embargo, aquellas tres inolvidables semanas del verano de 2006 cambiaron para siempre su vida. Marc se hizo con un hueco en la rotación de Pepu Hernández y demostró una entereza y una capacidad de sacrificio que sorprendieron a muchos. Aquel título histórico para España, aquel primer Mundial en la historia de nuestro baloncesto, cambiaría para siempre al mediano de los Gasol.

Marc se hizo un hombre en el Akasvayu Girona, convirtiéndose en uno de los pívots más dominantes de la ACB. Sin embargo, al otro lado del Atlántico poco sabían de él, y todos consideraron una auténtica locura cuando los Memphis Grizzlies traspasaron a Pau a los Lakers a cambio de Kwame Brown, Javaris Crittenton, dos primeras rondas del draft y... los derechos sobre Marc Gasol.

Si bien esas cuatro primeras partes del paquete no resultaron muy productivas para la franquicia de Tennessee, la última, la que menos eco tuvo, resultó ser un auténtico bombazo. El español explotó como uno de los pívots más físicos y con mejores fundamentos de la liga estadounidense, liderando a los Memphis Grizzlies tres temporadas consecutivas a los Playoffs, y consiguiendo incluso ser elegido para jugar el All Star de 2012 (tal vez hubiera merecido también jugarlo en 2013).

Junto con Zach Randolph, forman una de las parejas más temidas bajo los aros, igual que en la selección al lado de su hermano, con quien ha conquistado ya un oro mundial, dos oros europeos y dos platas olímpicas. Con unas estadísticas de 14 puntos, ocho rebotes, cuatro asistencias y casi dos tapones por partido, Marc ha liderado a los Grizzlies para convertirlos en el segundo mejor equipo defensivo de la liga.


Marc Gasol, mejor defensor del año en la NBA

Gracias a ello, a su constancia, y a sus exhibiciones de sacrificio y pundonor en cada partido, ha conseguido ser nombrado mejor defensor de la NBA, el primer europeo que consigue tan preciado galardón, un hito histórico (otro más) para el baloncesto español.

El español es todo garra cuando pisa la cancha, y por eso su equipo no dudó en igualar las suculentas ofertas que llegaron por él este verano, desprendiéndose, además, de dos de sus jugadores franquicia -Rudy Gay y O.J. Mayo- para construir un equipo en torno a la figura de Marc Gasol.

La apuesta ha salido bien y los Grizzlies han vuelto a sorprender esta temporada, especialmente con sus exhibiciones defensivas (tal vez otro Grizzlie, Tony Allen, mereciera también haberse llevado ese galardón, como no menos lo hubiera merecido Serge Ibaka).

Llegar lejos en los Playoffs del Oeste está muy caro este año e igualar las semifinales de conferencia alcanzadas la campaña pasada parece complicado, pero los Memphis Grizzlies son un equipo asentado, correoso y capaz de ganar a cualquiera. Se han ganado a pulso el respeto de toda la NBA, al igual que su estandarte, Marc Gasol. El eterno hermano menor que ha dejado de ser pequeño para convertirse, a base de esfuerzo y sacrificio, en el más grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada