30/4/13

Aficionados del Rapid de Viena protestan levantando un muro en las oficinas del club

Los hinchas del Rapid de Viena no se están tomando nada bien la mala temporada de su equipo, tercero en la liga austriaca a 23 puntos de distancia del líder y su eterno rival, el Austria Viena. En señal de protesta contra los gerentes del club, decidieron construir un muro en la puerta de las oficinas con la intención de cerrar el acceso al edificio.

Con nocturnidad y alevosía, durante la madrugada del domingo, los ultras del Rapid construyeron la rudimentaria pared con unos bloques de hormigón y colocaron en una foto del director general, Werner Kuhn, en la que se leía: "No se me permite entrar". Todo ello porque la horrorosa temporada del equipo podría dejarles fuera de competiciones europeas. Con los dos primeros puestos ya inalcanzables, el Rapid está a solo dos puntos de quedarse sin participar en Europa la próxima temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario